Reserva Geobotánica Pululahua

Reserva Geobotánica Pululahua

A pocos kilómetros al norte de Quito, la Tierra se divide en dos: un peculiar monumento conocido como la Mitad del Mundo conmemora la expedición geodésica de La Condamine y señala el paso de la línea equinoccial (aunque en realidad pasa algunos kilómetros al norte). Este famoso monumento es la antesala perfecta a la única reserva geobotánica del Ecuador que, a escasos 10 minutos, puede ser apreciada en toda su extensión desde el mirador de Ventanillas.

Aunque a simple vista el Pululahua parece un valle rodeado de verdes y empinadas colinas, es en realidad el fértil cráter de un volcán activo. Desde hace dos mil años sirve de hogar a sucesivas comunidades de agricultores. Su nombre, según sus habitantes, significa “nube de agua”, acreditado por la espesa neblina que cada tarde se asienta sobre la reserva, dándole al paisaje un tinte enigmático.

Bajando desde el mirador de Ventanillas por una pronunciada pendiente que se extiende 450 metros, se llega al interior de la inmensa caldera, donde no escasean las opciones para el visitante: vertientes de aguas minerales, vestigios de antiguos asentamientos humanos y senderos que bordean y escalan grandes domos volcánicos como el Pondoña. Colibríes y mariposas multicolores compiten por el néctar de las flores en los numerosos caminos y lomas del Pululahua. Dependiendo de la preferencia del visitante, pueden ser recorridos a pie, a lomo de caballo o sobre las ruedas de una bicicleta por las calles de la comunidad.

La presencia de este vergel al borde de la ciudad es un privilegio, y quien se ve tentado a disfrutarlo durante más de un día, tiene a su disposición varias hosterías, casas de hacienda y facilidades para acampar en las áreas destinadas para ello.

ATRACCIONES TURÍSTICAS
  • Mirador de Ventanillas: Se accede fácilmente desde la carretera QuitoCalacalí. Permite observar la caldera del volcán y su admirable paisaje. La vista es mejor durante la mañana, pues se evita la niebla. 
  • Cerro Pondoña y El Pailón: Pondoña es la elevación más grande dentro de la caldera. En la zona hay una vasta cantidad de mariposas y sobre la falda noroccidental se encuentra El Pailón, donde emergen vertientes menores de aguas termales. 
  • Lulumbamba: Es un sector alejado y de difícil acceso al noroeste de la reserva. En la parte más alta se encuentran vestigios de asentamientos humanos antiguos como vasijas, ollas y esqueletos. 
  • Moraspungo: Área de recreación al sur del mirador de Ventanillas, con infraestructura completa: parasoles, hornillas, cabañas, baterías sanitarias y agua. 
  • Chaupisacha: Ubicado en la parte más baja de la reserva, alberga atractivos parches de bosque nativo, ideal para la observación de aves 
UBICACIÓN: Pichincha.
EXTENSIÓN: 3 383 hectáreas.
ELEVACIÓN: 1 600 – 3 356 msnm.
CLIMA: templado, entre 14 y 20 °C en promedio.
ECOSISTEMAS: bosque de neblina, bosque andino.

Ecuador Terra Incognita, 2010. Ecuador: turismo en áreas protegidas. Ministerio de Turismo, Quito