Parque Nacional Llanganates

Parque Nacional Llanganates

Cientos de expediciones se han organizado desde la época colonial para buscar el preciado tesoro inca que, según la leyenda, Rumiñahui ocultó en algún rincón de los Llanganates. Aunque regresen con las manos vacías, descubren otro tesoro: la naturaleza del área. La aventura de adentrarse en este parque nacional no tiene igual; su accidentada geografía demanda esfuerzo y la compañía de expertos guías locales, sin los cuales perderse puede resultar fácil. Los míticos Llanganates son el destino perfecto para los amantes de grandes aventuras.

Más de 3000 metros de desnivel hacen del parque una de las zonas con más diversidad paisajística del Ecuador: escarpadas montañas, páramos arbustivos y de frailejones, pantanos, bosques nublados, valles, colinas, ríos y lagunas. De allí que la oferta de actividades para los turistas sea variada, desde la pesca deportiva hasta elascenso a accidentadas cumbres. Si para los humanos resultan agrestes, otros muchos seres hacen de los Llanganates su hogar: el oso de anteojos, la cervicabra, el tapir andino, el lobo y el mono nocturno subtropical. De igual forma, la variedad de aves sorprende a los más ávidos observadores: desde raras especies andinas hasta numerosos tipos de loras en las laderas que se extienden hacia la Amazonía.

El esplendor de este mágico lugar se refleja hasta en su nombre. Llankanati es una voz kichwa para “sitio a entregar” o “visitar”, expresión que quizá se refiera al velo de misterio que lo rodea. Se dice que su punto más alto, el Cerro Hermoso o Tupu, dibuja en su perfil la cara del Inca Atahualpa, aunque las nubes se encarguen de ocultarlo la mayoría del tiempo… al igual que a su legendario tesoro.

ATRACCIONES TURÍSTICAS
  • Lagunas de Pisayambo: Un hermoso sistema lacustre al que se puede acceder desde la población de Píllaro, al oeste del parque. Aquí nacen muchos senderos que atraviesan el páramo. 
  • Cerro Hermoso (4 639 msnm): Desde las lagunas se puede hacer un largo y laborioso viaje a su cumbre, que es el punto más alto del parque. 
  • El Mirador: Es una elevación mediana cerca de Pisayambo, con una vista espectacular de los páramos y lagunas menores de la zona. 
  • Crestas de Abitagua: Montañas de la alta Amazonía, al oriente de la reserva. Ideal para observar loros y otras especies de aves. 
  • Ríos de la zona oriental: La cuenca del río Mulatos, donde sobresalen varias especies endémicas de orquídeas y plantas epifitas. 
  • Ríos y cascadas de la zona sur: Desde la vía Baños-Puyo se puede acceder al río Topo, Verde o Negro, y sus cascadas, que conservan gran biodiversidad y endemismo de especies. 
UBICACIÓN: Cotopaxi, Tungurahua, Napo y Pastaza.
EXTENSIÓN: 219 707 hectáreas.
ELEVACIÓN: 1 200 – 4 571 msnm.
CLIMA: frío en las partes altas y cálido húmedo en el bajío.
ECOSISTEMAS: bosque nublado, bosque andino, páramos arbustivo, de frailejones, herbáceo, lagunas y pantanos.

Ecuador Terra Incognita, 2010. Ecuador: turismo en áreas protegidas. Ministerio de Turismo, Quito